Lidren (neko_90) wrote,
Lidren
neko_90

  • Location:
  • Mood:
  • Music:

Día 6

I.

Reto: Lucius/Draco - Obedecer
Fandom: Harry Potter
Claim: Lucius, Draco
Advertencias: No es incesto.
Para: kirinae_vydreus         
Palabras: 225


Una noche tranquila da mucho que pensar. Draco Malfoy acababa de descubrirlo.

Él siempre había pensado que él era el que marcaba sus propias normas y las de los demás. Algo normal cuando creces rodeado de personas que te complacen pidas lo que pidas, por muy extravagante que fuera el deseo. Tan sólo para que el señorito estuviera contento, decían.
Después, cuando llegó a Hogwarts, la actitud de el resto de los alumnos incentivó esta creencia. Siempre era tratado de una manera diferente, en cuanto conocían su apellido. Sobretodo, entre los alumnos de su misma casa. Sobretodo cuando estaba con Crabbe y Goyle. Se sentía poderoso y protegido. Era algo que subiría el ego de cualquiera. Muchas veces, cuando quería algo, solo tenía que sugerirlo y lo acababa consiguiendo.

Pero entonces, un día, descubrió cuan equivocado estaba. No era a él a quien obedecían. Era a su apellido. A su padre. Lucius Malfoy. Todo los favores y los mimos de las niñeras que tenía de pequeño no eran más que intentos para que él no se quejara a su padre y no las despidiera. Y sus compañeros de casa no querían disgustarle porque sabían que si se lo contaba a su padre, quizá podía mover algunos hilos.

Sonrió. Ahora que sabía como funcionaba realmente el mundo, podría manejarlo a su antojo mientras tuviera la ocasión.


II.

Para: kirinae_vydreus       
Fandom: Original
Palabras: 404

Parte I

 
Sabía que no tenía que haber ido allí. Lo sabía y a pesar de todo había ido. Porque la boda era la de una de sus mejores amigas. Y porque no tenía realmente una excusa para ir. No es que no le gustaran las bodas. Realmente le encantaban. Quien no le gustaba era el padrino del novio. Aunque si tenía que admitirlo, el problema no era que no le gustase. Quizá el problema era precisamente que le gustaba. O le había gustado, se recordaba mientras veía bailar a los novios. En pasado. No podía gustarle. No después de lo que le había hecho.

-Cuanto tiempo, Liz.

No. No podía ser su voz. No podía ser él quién estaba detrás suya. No podía ser él quién le había hablado. Simplemente no podía ser. Pero sí que era, así que renegada a su cruel destino, bebió de un trago la copa de champagne que tenía en la mano, y se giró.

-Demasiado poco, por lo que se ve -No pretendería que además fuera agradable con él, ¿No?

-Yo también estoy encantado de verte -Una sonrisa divertida se dibujó en su rostro-. ¿Qué haces por aquí?

-Está claro que no pasaba por aquí, ¿No crees? -La sonrisa se amplió- ¿Qué es lo que quieres?

-¿Bailas?

¿Bailar? ¿De verdad iba a bailar con él? Su primer impulso fue decir que no, pero antes de poder abrir siquiera la boca, su mano se colocó sobre la que él le tendía.Sus manos seguían siendo más grandes que las propias. E igual de ásperas. Cuando llegaron a la pista, estaba sonando una canción bastante lenta para su gusto. Empezaron a bailar. Las manos de él en su espalda, las suyas, en el cuello de él.

Estuvieron un rato sin hablar. Bailando. Moviéndose lentamente, como un solo ente. Pero había algo que le removía la conciencia y es que, después de tantos meses, aun no entendía por qué le había hecho aquello. Por qué la había dejado. Y las copas de champagne que se había tomado durante la comida ayudaron le a sentirse más desinhibida. Sin pensarlo un segundo más, se paró en medio de la pista y ante la mirada curiosa de él, preguntó lo que la carcomía desde la última vez que le vio.

-¿Por qué lo hiciste?

-¿Por qué hice qué? -Su cara mostraba una sorpresa podría pasar por verdadera.

-¿Por qué me dejaste después de engañarme con otra?



III.

Comunidad: drabble_diario     
Fandom: Card Captor Sakura
Rating: G
Notas: Basado en el final del manga, no del anime.
Palabras: 99

 
Normalmente, era de las que llegaban tarde a los sitios y aunque nunca era deliberadamente, no se le daba bien esperar.
Al principio, fue fácil. Había llamadas y cartas.
Poco a poco, las llamadas empezaron a faltar. Luego, las cartas se volvían insuficientes.
Pero sabía que tenía que esperar, porque no quería hacer otra cosa.

Porque otra cosa significaría olvidarle, dejarle atrás. Y ella sabía que volvería. Tarde o temprano, lo haría. Le costara lo que costara, le esperaría.

Y cuando le vio, frente a ella, tan diferente y tan igual, supo que la espera había valido la pena.


IV.

Para: kirinae_vydreus   
Fandom: Original
Palabras: 497

Parte II

 
Se había puesto pálido y había desviado la mirada. Pero después de varios minutos, seguía sin contestar. Ya estaba empezando a hartarse, así que volvió a preguntar.

-¿Por qué lo hiciste, eh? ¿Necesitabas acabar la relación con dignidad? ¿Querías poder decir: 'La dejé yo' en lugar de 'Me dejó'? ¿Tan... inmaduro eres para...

-Cállate -Su voz no había sido más que un susurro, pero dicho con la suficiente fuerza como para que le hiciera caso y se fijara en que ya no estaba pálido en absoluto. Además, su mirada era ahora penetrante y parecía muy enfadado... quizá por sacar el tema en ese momento. Pero no pensaba dejarle ganar. Había intentado evitarlo. Había intentado olvidarle. Pero ahora que el tema había salido, no podía dejarlo pasar.

-¿Que me calle? ¿Lo dices en serio? No me pienso callar hasta que no me des las putas respuestas y...

-De acuerdo -De nuevo, la volvió a interrumpir- De acuerdo, te lo diré, si tanto quieres saberlo, pero no aquí. Estamos dando un espectáculo.

-Como quieras -Y se fue. Se fue porque no podía creer lo que acababa de hacer y porque no creía poder seguir delante suyo sin echarse a llorar de pura rabia.

En cuanto hubo salido de la pista de baile, cogió una botella de vino que había abierta en una de las mesas y se encerró en el baño. No quería hablar con nadie en esos momentos. Tan solo quería serenarse y ahogar un poco sus penas. Quizá era pedir demasiado, porque al momento, una señora -O al menos, por la voz se podía ver que no era una jovencita- entró y picó a la puerta, dispuesta a entablar conversación.

-No llores, no merece la pena -No contestó a ese comentario. No conocía a la señora y, aunque sabía que seguramente solo quería ayudar, en aquel momento, ella no quería ser ayudada-. ¿No quieres hablar? Muchas veces ayuda.

-No señora, lo siento, pero ahora -Respiró hondo para no hipar a causa del llanto- no quiero hablar con nadie.

La señora no contestó. Supuso que se fue, porque al rato oyó como la puerta se cerraba. Fue entonces cuando, entre trago y trago de vino, dio rienda suelta al llanto.

Lloró por que estaba rabiosa. Porque le dolía haberlo vuelto a ver. Porque no le perdonaba lo que le había hecho y porque quería perdonarlo.

No fue hasta mucho rato después, cuando se sintió segura para salir de allí sin volver a llorar de nuevo y con una confianza renovada en si misma, en parte, gracias al vino que había tomado. Cuando salió del baño, lo primero que hizo fue mirar en busca de Mark, pero no lo encontró, así que, un tanto decepcionada, se fue a su mesa.

A esperar a que el destino hiciera su jugada una vez más.

Pero en un rincón oscuro del local, un joven, el joven, estaba mirándola fijamente, preparándose para enfrentar el destino del que había estado huyendo durante tanto tiempo.

V.

Comunidad: retos_a_lacarta  
Reto: Aviación, reto del mes
Fandom: Card Captor Sakura
Advertencias: ¿Fluff?
Rating: G
Notas: Em... En este fic haremos ver que el final verdadero es el del manga, porque el del anime... ¬¬.
Palabras: 319

 
Los aviones habían sido una parte muy importante en su relación. De hecho, si no existieran los aviones, no se hubieran conocido. Porque sin los aviones, él no habría volado hasta Tomoeda. Es algo por lo que tenía que estar agradecida.

Quizá era por eso por lo que no estaba nerviosa en absoluto durante el vuelo hacia China aquel primer verano que viajaron juntos. O quizá era porque Shaoran la acompañaba. Sí, seguramente sería eso.

Aunque fue en aquel avión, durante el viaje de verano una vez acabado el instituto, cuando él le pidió que se casara con ella. No fue algo a lo grande, por megafonía ni con un vídeo en la pantalla. Ni algo demasiado rebuscado como poner la sortija escondida en la comida o en cualquier otro sitio inesperado.

Faltaban apenas unas horas para llegar cuando me dio un discurso -un tanto desconcertante, si ponemos el hecho de que parecía estar muy nervioso y hablaba más rápido de lo normal- sobre lo que sentía por mí. Todo eso ya lo sabía, sin embargo, nunca imaginé que acabaría la frase con un simple y claro por todo esto, quiero pedirte que te cases conmigo. Tardé unos segundos en reaccionar y a partir de entonces, no recuerdo muchas cosas del vuelo. Obviamente, y solo os lo digo por si os lo estais preguntando, le dije que sí.

Como he dicho, los aviones habían sido una parte importante de nuestra relación. Es por eso que ahora, unos años después, de vuelta de un viaje de visita a China, voy a darle a él una noticia. No habrá discurso -porque seguro que no se entendería nada y me confundiría todo el rato-, pero sí la sinceridad reflejada en lo simple de las palabras.

El momento se acerca.

Shaoran

Respiro hondo y me tranquilizo. Veo que se gira a mirarme, un poco intrigado por el tono de mi voz.

Estoy embarazada.





Total: 319+497+99+404+225+Día 5=8982

Zokutou word meterZokutou word meter
8,982 / 20,000
(44.9%)
Tags: f-card captor sakura, f-harry potter, f-original, quinesob
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your reply will be screened

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments